jueves, 21 de mayo de 2009

Cuando se paran los pulsos...



Faltan 311 días para el Domingo de Ramos.

3 comentarios:

jaen dijo...

Es un momento de muchos nervios, de risas, de lloros, de alegria y de pena.

Es curioso...una vez estando debajo de ese marco de puerta escuchando la marcha real es lo mas intenso que yo pudiera vivir debajo. Una vez pasado ese momento, ya pienso que es el prier ensayo del año 2010.

asun dijo...

costalero ve tranquilo, deja que arrastren tus pasos y que suenen escondidos,
que es tu pisar solitario el mejor de los sonidos

Jose Luis dijo...

Ese es el momento en que se deben de calmar los nervios y poner todos los sentidos debajo para disfrutar de verdad y saborear lo que nos queda porque ese momento no se va a repetir hasta dentro de un año.