lunes, 3 de marzo de 2008

Esto no es un deporte sacro

Encontré este artículo donde se recogen ciertas reflexiones del capataz sevillano Don Antonio Santiago. Lo firma Alberto Mallado y podeis encontrar el original en Pasión en Sevilla.
Si tras su lectura os apetece debatirlo ya sabeis........

“Antonio Santiago habla de costaleros y capataces con avales difíciles de igualar. Cuenta con las enseñanzas de su padre y de Salvador Dorado y esta Semana Santa tendrá a su cargo a más de 1.250 costaleros en Semana Santa. Sabe de lo que habla y es consciente de su responsabilidad. Por ello afirma con rotundidad y con un punto de preocupación que «hay muchos costaleros que se creen protagonistas y esto no es un deporte sacro; es pasear a Dios y a su Madre por las calles, es algo anónimo y colectivo».

El capataz disertó en la iglesia de San Sebastián de Alcalá de Guadaíra sobre costaleros, capataces y cofradías en un acto organizado por la parroquia y las hermandades que radican en ella. Tuvo palabras para casi todos en este mundillo. A los costaleros les habló con claridad: «el que no tenga claro que aquí los únicos protagonistas son el Señor y la Virgen sobra en esto». A los capataces les dio su particular receta frente a costaleros díscolos. «En un ensayo los saco del paso para hablar y como quien no quiere la cosa mando a Ernesto que levante el paso, cuando va andando le digo: ni tú vas debajo, ni yo voy delante, y eso va andando, así que nadie es imprescindible». A las hermandades les pidió que cuidaran a los costaleros sin dejar que la estética se imponga sobre la lógica. «Llevar alpargatas cuando existen zapatos con cámara de aire diseñados para hacer deporte no tiene sentido», afirma.

La séptima vértebra

Y para todos, una petición de responsabilidad, «porque hay mucha gente a la que no les gusta esto y no debemos darles carnaza para que nos critiquen». Y puso fotos que desde luego dan argumentos para la crítica: costales estampados a lunares, otros con personajes de Barrio Sésamo o con la cara de un futbolista tristemente fallecido.

Su conocimiento parte de la experiencia vivida con su padre frente a los llamadores de los profesionales. Se curtió al mando de hombres que cobraban 7.749 pesetas en 1972 por sacar siete cofradías. Pero su formación como médico le ha llevado a sumar la ciencia a la experiencia para parir una completa lección de cómo llevar los pasos. Explica que los pasos hay que cargarlos sobre la séptima vértebra de la columna, la que posee una protuberancia ósea, «que Dios creó para sacar pasos, porque no sirve para otra cosa». Cargando en ese punto se hace posible que la espalda mantenga su curvatura normal durante el esfuerzo. Eso evita lesiones y hace que se cargue mejor el paso; «y la función del capataz es distribuir el peso del paso lo mejor posible». Antonio Santiago sigue explicando su teoría. Para que el peso se pueda llevar bien, es necesario en primer lugar que el costalero mire siempre al frente, nunca al suelo. Es por tanto una aberración, esos costales que tapan los ojos. Pero es necesario también que la ropa esté bien hecha, de forma que el peso caiga en su sitio y la trabajadera se encaje en el costal. Si no es así la trabajadera se resbala, el costalero se mueve y se «mata el cuello», «y eso es síntoma de mal costalero».

Alimentación

Hay también mucha ciencia costalera en la alimentación. Antonio Santiago explica que es necesario prepararse para el esfuerzo físico que se va a hacer, «porque hay mucha gente que se sale, se toma dos cervezas y no come y al rato no vale para nada». Por ello, él se encarga de que las hermandades más largas proporcionen bocadillos en el recorrido e incluso en alguna dispone grandes cantidades de plátanos por su capacidad para aportar los nutrientes necesarios para el esfuerzo. Este año tiene previsto que un nutricionista dé una charla a sus costaleros sobre cómo alimentarse antes de sacar un paso.

Con todo ello, Santiago quiere que el costalero disfrute, porque va en el sitio más bonito de la cofradía. «Debajo de un paso hay que hacer un esfuerzo, pero no hay que morirse, y si hay que morirse tiene que ser poco a poco y como yo diga», afirma.

Sus conocimientos costaleros abarcan también la historia de las trabajaderas a lo largo de buena parte del siglo pasado. Conoció los profesionales que durante muchos años fueron para las hermandades puramente fuerza de carga. Alguna había que ponían a una persona para que echara colonia alrededor de ellos. Mandó a aquellos hombres acostumbrados a hacer trabajos físicos muy duros y que iban andando de su casa en las afueras de Sevilla a la iglesia en el centro para sacar los pasos; o en bicicleta a Mairena del Aljarafe. Desde luego no necesitaban hacer estiramientos antes de meterse en el paso. Y ahora ve costaleros que llegan en taxi a la puerta de la iglesia «o llevan camiseta de tirantes para demostrar que están muy fuertes». Se encargó muchas veces de que tuviera batería la luz que se encendía dentro del paso para que nadie aprovechara la oscuridad para agacharse y coger menos kilos. Y tiene claro que toda
esta historia tiene un punto clave: la primera cuadrilla de hermanos costaleros en Los Estudiantes en 1973, «una verdadera revolución que muchos no creían posible». “

Faltan 13 días para el Domingo de Ramos.

9 comentarios:

Er Cumpli dijo...

Despues de leer lo que dice uno de los grandes del martillo que además es medico ,por lo tanto con conocimiento de causa,algunos tendran que retocar la manera de llevar el costal,los menos,.Para otros seria un buen momento de replantearse ¡Que carajo hago aqui!.Hay otros que todavía no se enteran que arriba van Jesus y Maria.
Aun así,nos queda la güena gente que desparrama Fe,compromiso y ganas de hacer bien las cosas.
Ese olivo fuerte parriba.

dani zapata "er niño del zanco" dijo...

Sabios consejos!!. haber cuando carajo le dan a este menda un premio nobel.por cierto... lo de los platanos ma gustao. este año le diré a mi madre y a mi suegra que no me traigan el Big Mac de to los años le diré que se echen unas lbananitas pal borso pa mi y pa la gente de mi palo. Despues de leer esto me siento mucho mas orgulloso de ser costalero y de mis hermanos que van debajo. que opinais vosotros??. fuerte parriba con el gitano de la Custa del Rayo

hurraky dijo...

Estas palabras es para quitarse el sombrero o mejor pa quitarse el costal
Y a ti dani si este año quieres bananas arrimate a la tercera que tenemos pa darte algunas jajaja

er cumpli dijo...

Dani esto te pasa por meterte a poeta.
¡¡Toma Poeta!!

pope dijo...

jajajajajajaja.........en la cuarta también tenemos, por si alguien más se apunta a la dieta bananera, jajajajaja

er niño del zanco dijo...

vaya tela picha, si esto me pasa por arrimarme al jentucerio de la cuesta del rayo.vaya ejemplito pa tu hijo urraka... y tu cumpli en vez de defenderme... así es como cuidas a tus costaleros no???.Si es que no puede ser

Er cumpli"dicta sentencia" dijo...

Tu lo has dicho Dani,lo bien que defiendo a mis costaleros.A quien si no voy a defender.Lo que no hare es defender a "poetisas bananeras como tu"peaso de mariconchi.

hurraky dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA OTRA VEZ CUMPLI JAJAJAJAJAJA EL POET NO SE ENTERA JAJAJAJAJAJAJA

CELU dijo...

AMEN, EL DECALOGO DE UN BUEN COSTALERO. DANI, QUE NO TE ENTERAS EL DE LA BANANA SOY YO, O NO TE ACUERDAS DE LOS ENSAYOS COMO ME BUSCAS... FELICIDADES, HAS SALIO DEL ARMARIO. ME TENIA PREOCUPAO ESA VENA POETA TUYA, PERO ME PARECE QUE VAS A TENER OTRA VENA, CON LOS PLATANITOS, JJAJAJAJAJAJAA. Y ENCIMA, EN TU BODA ME FISURE UNA COSTILLA, QUE DESPERDICIO...JAJAJJAAJA